jueves, 14 de agosto de 2008

Deseando volar

En 24 horas probablemente este bostezando alegria y estornudando toda esa tristeza. Estaré a punto de emprender un viaje, no muy distinto pero si especial, hacia otra forma de ver el mundo. Viviré rodeada de chopos y topos en los jardines, voy a sentir ese aire sin humos ni gases en la cara, estapandose en mis poros y resplandeciendo mis mejillas. Subir a lo alto del pueblo y ver esa carretera con esos coches diminutos llenos de (des)conocidos y chillarles, sin miedo, cualquier delirio que este de paso por mi cabeza. Los paseos por los prados y las huertas, las tardes de sol en la piscina y el fresco de los atardeceres de principios de Septiembre. Vuelo rumbo a un peligro constante, a un mundo de altibajos donde las probabilidades de destrucción son más grandes de lo esperado, pero no me importa, porque soy como el jilguero de la vecina que muere por huir en busca del norte y la libertad robada. No le voy a poner banda sonora a ninguno de los kilometros que voy a recorrer, ni a los momentos que voy a vivir allí, lejos de mi mundo, de mis rutinas de penas y delirios, de mis locuras. Quiero un puñado de anecdotas, quiero ir sin ningun prototipo de ilusión ni de sueño, quiero volver con millones de fotos y que en más de la mitad salga sonriendo o con el gesto más sutil, delicado e inocente existente hasta la fecha. Y dejar la inocencia en el armario, junto al pijama, todas las noches. Beber, reir, bailar y disfrutar como si en la vida hubiese conocido la fiesta, la marcha y la locura nocturna. Destrozarme los pies con unos tacones que me lleven un poco más cerca de las estrellas que bañaran mis noches de sensaciones inesperadas y usar mis enormes gafas de sol al dia siguiente, pero sin penas ni arrepentimientos. Feliz. Quiero pasar esta temporada feliz y despreocupada, intentando relatar, fotografiar y besar toda esa paz que estoy buscando.



- Sabado 16, rumbo a la felicidad y casi un sueño cumplido. Asturias-La Rioja, mucho más que una sonrisa

4 comentarios:

Calypso dijo...

Asturias!! ¿Te dejas caer por estas tierras? Entonces, seguro que fiesta y bebida no te va a faltar. Ojalá lo pases genial y arranques momentos inolvidables a estos días que quedan de verano. ;)

nuky dijo...

Es verano, tiempo de alcohol, fiesta, fiesta, fiesta y más fiesta. Risas y diversión a tope. Las penas son para las noches frías y oscuras de invierno, ahora es tiempo de pasarlo bien.

Disfruta, seguro q te lo mereces

;)

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Qué buen programa!, pues que lo disfrutes y te diviertas mucho. Hace falta conectarse con la naturaleza, es como un cable a tierra.

Tresístole. dijo...

Renuévate todo el aire de los pulmones.