viernes, 1 de octubre de 2010

Resumiendo lo irresumible

Todavía no me explico que le pasaron a mis dedos, porque en su día dejaron de escribir...
Llevo más de un año desaparecida, guardando historias en la memoria de mi corazón, y se esta saturando. Para hacer un resumen rápido, este año se resume en un largo viaje por el caos.
Muerte. Amor. Desamor. Distancia. Mentira. Envidia. Desfase serian algunas de las palabras con las que describir esta etapa, importante para bien o para mal, de mi vida. Seguramente inconscientemente las he ido escribiendo según el orden de dolor que me han ido causando...
Y es comprensible que la muerte duela, pero el amor? Si amigos si, me robaron el corazón, diréis ¿otra vez? Si, esta vez más que nunca, todavía no se si me lo ha devuelto. Por ese hurto mi mente intento suicidarse poniéndose una venda en los ojos que hacia que tropezase continuamente, dejandose caer muy abajo... Caí tantas veces que se me olvido las veces que casi no llego a levantarme.
Todavía sigo recordándote... aunque ya no juntos, hemos pasado un año, increíble en muchos aspectos, buenos; como aquellos besos interminables, los abrazos con te quieros susurrados al oído, las miradas que hablaban más que un diccionario, las noches en nuestro sofá y cuando construimos nuestra vida, en nuestro mundo, sin nadie, solos tu y yo. Pero todo lado bueno se complementa de uno malo, y aparecieron los celos, la desconfianza por ese montón de envidia que algunos llevan en los bolsillos, las noches de sollozos mudos contra la almohada y de despertares de falsas sonrisas. Se te dio bien mentir(me).
Sufrí por ti lo impensable, y aposté mi vida, mi corazón por ti y lo deje perder (...) tu no estabas después para hacerme ver que merecía una segunda oportunidad en la vida, me abandonaste.
Aún así pasaron días, meses y después de un año de relación, por llamarlo de alguna forma, todavía no te olvidado, y tu sabes que tu tampoco a mi, ni olvidamos los besos, ni tus caricias, ni sentir tu mano contra la mía, pero ahora vivo con ello, antes no era capaz de sobrevivir con esas imágenes en mi cabeza. Me hacían trizas.
Te sigo necesitando pero ahora se que puedo vivir sola, mejor dicho, no sola sino sin ti.

6 comentarios:

Favio dijo...

hay precios a pagar desgraciadamente y si has sufrido ahora es porque mas adelante encontraras algo aun mas valioso..
ley de la equivalencia de intercambio, para ganar debes dar algo a cambio y tu lo estas perdiendo todo (piensa en lo q ganaras)
ánimos señorita


q bueno q hayas regresado!
=)

saudade dijo...

Bueno, tienes que intentar sacar algo positivo de todo ese sufrimiento y sinceramente creo que estás en el lugar perfecto para ello :D (de donde nunca debiste marchar, por cierto ;))
Un abrazo

arpía de uniforme dijo...

Me gusta mucho el texto .
me vino a la cabeza la canción que dice - ' mira para arriba y agradece porque tienes una vida, cueste lo que cueste ' -
un besito y tus textos son hermosos !!

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

No resumas si no se puede.

Hay cosas que no caben en una única palabra, por más que las estrujemos.

Un besín

OjosMiel. dijo...

Siempre necesitamos a alguien. Lo bueno es saber estar SIN alguien en concreto.

OjosMiel. dijo...

Siempre necesitamos a alguien. Lo bueno es saber estar SIN alguien en concreto.