martes, 22 de julio de 2008

Última llamada, 23:28h

El temblor de tus palabras y mi indiferencia. Tus dudas y mis afirmaciones. ¿Ya no somos almas gemelas? Ya no adivinas el fin de mis frases, no le pongo ningun stop más a tus dilemas porque nose ni por donde empiezan. Me he torturado a olvidarte, a dar el paso, a vivir para mí, y vienes y me llamas. Y no puedo escribir de nada de lo que dijiste, ya que lo único que llego a rozarme las puertas del corazón fue el 'te hecho de menos', y ya no estoy para creerme nada. Eras la inspiración a todo escrito, el rabillo de las o, el punto de la i, y en mi nombre a falta de uno me ponias dos. Quisiera hacer ver que no me llamaste, que no escuche nada, entender porque me reia, ¿que hacia la risa floja en una crísis sistemática? Funcionamos por sistemas, mecanismos, rutinas. Te quiero, una noche y te odio, 4 dias y me hechas de menos, al quinto corro detrás de tí. BASTA. Buscame, espiame, controlame, obsesionate conmigo, que no voy a ser tuya nunca más. Que digo, nunca lo fui. Muestro falta de interés, no debo poner atención a tu clase de hipocresía, o quizás ¿piensas suspenderme en mentiras por haber jurado quererte? Ahora vienes y me lloras. Ahora. Llegas tarde, aunque yo siempre sigo ahí en la parada del bus esperando al ultimo pasajero, será que entiendo de tardones, será que necesité esperarte por si conseguias no volver, pero volvisté. Todos vuelven. Mis noches estan tranquilas sin tí, no sudo desesperada en la cama, no empapo la almohada, mis ojos son dos brillantes oscuros, ya no son lagunas en mi cara. Mi movil está tranquilo, quizás el nota más tu ausencia que yo misma, que fuerte suena y que poco duele ya, a el no le llegan más mensajes de madrugada declarando un amor infinito que de repente existe y de repente no. Y no me gustan las historias intermitentes, para intermitencias las de los coches en los que me subo en una noche, tu estabas de luz de mi mesilla de noche, para cuidar de mis sueños. Y ¿sabes que? Ya no te necesito, ni para eso. Pensé que te habia perdido para siempre, ahora que se que no ya no tengo ningunas ganas de seguir con nada, te toca seguirlo a tí o esta historia morirá en un sin fin de llamadas telefónicas sin sentido que van sobradas de sentimientos.


R, porque algún dia te quise y tu voz me paralizó.

7 comentarios:

Tresístole. dijo...

"Y ahora vienes llorando diciendo que me quieres"


Mira,quien se porta como un imbécil acaba siendo un imbécil con el corazón roto,
como decía la canción.No le jodió tu dolor,no le jodió hacerte daño,no le dolían
sus palabras cuando las soltó.Ahora se las puede ir tragando (Y atragantando) una por una,
en pedacitos,como tus papeles.No creo en dios,no creo en casi nada,creo en la magia,y el
"karma",y créeme,le va a dar una patada en el culo de las que hacen historia.
El único punto (final) que tienes que poner tiene que ser el de tus madrugadas entre lágrimas
entre el peso que te oprime el pecho cuando te despiertas abrazándote a un hueco (y a un móvil)
vacío de sentimientos.No recaigas,ya llenarán la bandeja de entrada de tus entrañas.Necesitas
mucho más,algo que él ya no puede darte.Te reías por no llorar,has aprendido que así es mejor.
Todas las promesas son mentiras a la larga.Y el cuento que escribía tuvo fecha de caducidad.
¿Resignarse a un corazón vacío,seco,flojo?Tú no eres de esas.Empiezas a bañarte en tí misma.
Empiezas a vivir (que no sobrevivir,que está de moda) porque te da la gana.Por tí.
Y a partir de ahora lo único que te va a llegar de madrugada va a ser el alcohol a la sangre
y la carcajada sincera a la cara.Cuando pierdes a alguien a veces te encuentras a tí.Te estás
haciendo grande,enorme.Aunque nunca fuiste pequeña.Que le falte el aliento.Que le sobren
las dudas,que le sobre la fuerza,porque sino va a cansarse de luchar por algo que él mismo
a destruido a bombazos.




Como decía mi abuela..."Al plato vendrás,arbejo" (Arbejo=guisante)
Y como decía la canción :"Vas echando de más lo que un día echaste de menos.."

Miss Satriani dijo...

No hay una segunda oportunidad, sobre todo en este caso.
Primero me haces pasarlas putas y ahora vienes pidiendo perdon.
Pasa tan a menudo, y sin embargo creo que es muy deficiente.

Ánimo con todo preciosa:)

saudade dijo...

Sin aliento... Con dolor.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

que lindo! te regalo algo de Sabina;
Lo peor del amor, cuando termina,

son las habitaciones ventiladas,

el solo de pijamas con sordina,

la adrenalina en camas separadas.



Lo malo del después son los despojos

que embalsaman los pájaros del sueño,

los teléfonos que hablan con los ojos,

el sístole sin diástole ni dueño.



Lo más ingrato es encalar la casa,

remendar las virtudes veniales,

condenar a galeras los archivos.



Lo atroz de la pasión es cuando pasa,

cuando, al punto final de los finales,

no le siguen dos puntos suspensivos

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

la canción es de un compatriota tuyo, aunque de Madrid, Se llama "ponme un trago mas", y es de Joaquin Sabina...

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

aaaaaaaaa, pero vos que me preguntas, lo que te deje antes es una poesia, la cancion es la que esta sobre el titulo de mi blog, la poesia que te deje tambien es de sabina...

Heartineruption dijo...

Me ha encantado este texto, no es más que la pura verdad.
Una historia comienza cuando dos personas se prometen que se querran para siempre y termina cuando uno de los dos admite el odio el dolor y la falta de cariño (el dolor, la falta de cariño, la traición, hay varias versiones y escusas siempre)
Lo mejor es pasar página, olvidarte de todo, de lo bueno, lo malo y lo que pudo ser, sobretodo del futuro. Admitir y darte cuenta si fué un error, una ayuda o una lección para aprender.