miércoles, 2 de julio de 2008

p a s t i l l e r o . d e . s e n t i m i e n t o s


A pequeñas dosis vas entrando en mi, dejando el rastro de los productos químicos que tus palabras formulan. Creas dependencia y destruccion por allí por donde pasas. Apareces cuando menos te necesito, para sembrar el dolor, para sembrar el pánico. Dejas que esnife rayas infinitas de problemas y el colocón posterior no importa, verdad? Desesperación, buscando salidas a base de subidones de adrenalina, dejando tu corazón a un lado para no romperlo, el mio solo es un monton de escombros, el no importa nada en este juego. Comparaste tu momento con el significado del extasi en sangre y te subió todo demasiado a la cabeza, como aquella noche que ahogaste penas bebiendo a morro, una botella de vozka solo. Dejas un sentimiento tan amargo y tan extraño, que haces sentir que la vida no va mas allá de una pastilla y un polvo.






1 comentario:

Miss Satriani dijo...

Crees que te estás emborrachando con sus besos y en realidad lo estás haciendo con su hipocresía.