miércoles, 10 de septiembre de 2008

Si o No


Ando perdida, en la esquina que separa tu bar del mio. Yo estoy dispuesta a beber y a beber, hasta el borde del coma, destruyendo mi higado, destruyendome, pero en cambio tu estas dispuesto a recorrer kilometros para verme a mi, por estar, conmigo. Aquella noche, te probe y no me enloqueciste ni en lo más remoto, fuiste como una tormenta bajo techo firme, como si lloviese y no se empapase mi pelo, pero según cuentan para ti fue mucho más, y me das miedo. Quiero que llegue esa noche, quiero verte y reirme, pero te quiero a dos metros. Dudando. Quizás deberias ser mi nueva historia, quizás alguien esta abriendome unas puertas que yo intento cerrar con cemento y baldosa, quizás, quizás. . .

Ayer hable de la falta de mágia, hable de buscarla en el maletero de un coche, de estampar miedos y prejuicios contra el parabrisas del coche y confiarme del airbag. Hoy conduzco en un coche antiguo, sin airbag, y con el parabrisas demasiado limpio y el maletero muy vacio. Son esos polvos mágicos que me faltan para seguirte el juego, no debo ser una gran hada, tan solo tengo las alas, y ahora que he destruido cualquier tijera existente en mi proyecto de mundo maravilloso nadie me las va a cortar. Soy como Wendy.





Vas a venir volando hasta mi ventana, vas a recorrer un tiempo y una distancia por un beso y quizás me encuentras cerrada por 'ultimas vacaciones'



T e m b l a n d o

4 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Quiero leer esos nuevos capítulos de coches viejos que se renuevan ;)
Como cenicienta antes del baile.

Calypso dijo...

Tener las alas es tener el 90% del kit de hada.Encontrar la magia es cuestión de tiempo, sobre todo si no la buscas.;)

saudade dijo...

Si él no es ahora Peter Pan... no lo será.

Gaia ilargia dijo...

Me pasaba.
Hace un tiempo yo hablaba de Peter Pan...
Y al final, él se queda con Wendy y deja a campanilla en nunca jamás.
Pero bueno...
Si no es Peter ahora, puede que no lo sea hasta dentro de un tiempo, cuando dejes TÚ surgir la magia.
A veces nos ponemos barreras casi insuperables.

Saludos.
Y besos de colores.

Gaia