lunes, 13 de octubre de 2008

Un dia más

Suena a las siete en punto y acabo levantandome nueve minutos después. No nací con la puntualidad en las venas ni la sonrisa pintada, ella sale sola. como el sol. Ni el olor a cafe, ni el de (mi) leche con Colacao, ni mis galletitas sin gluten... nada que le apetezca a mi boca madrugadora. Y como si fuese una máquina me visto y 'maquillo', me pongo aquella vaselina sabor frambuesa que me recuerda a aquellas tardes de sol y sombra, y corro, más que un avión, vuelo.
Tengo mis ideas perdidas entre hora y hora, voy despertandome entre risas y algun que otro mal gesto. Y me gusta pensar que alomejor un dia al salir, estarás ahí con tu sonrisa, de oreja a oreja, y un beso entre los labios para mí, con la carita dormida y las piernas inquietas. Yo soñaba contigo, con nuestros dias, las tardes de verano... De cuando nos quedamos solos, solos y mudos, sin saber que decir y compartiste cigarro conmigo a pesar de ser escrupuloso, te dió igual. Y.... nos miramos.

Y así acaban mis dias, recordando tus parpados cerrados al sol.

3 comentarios:

R:) dijo...

La rutina hace que huyamos de muchas otras cosas.

antonella puntocom dijo...

uaauu.
Yo hecho de menos situaciones como la del final del texto, sonrisas, besos, cigarros, y silencios que valen millones.
Bonito blog. =)
un beso!

Mr Obscene dijo...

que maneras tan curiosas de recordar tiene uno...es un sitio lleno de frescura adolescente
un beso
tes espero por mi sitio